Publicado por & archivado en Ubuntu.

Por algún motivo que nadie entiende, Canonical decidió poner su interface Unity por defecto a partir de Ubuntu 11.10, pero además, no hay opción para arrancar con Gnome. Entiendo que Unity está muy bien para usuarios inexpertos, pero seamos realistas, cualquiera que esté acostumbrado a Gnome enloquecerá con Unity.

Para volver a Gnome, desde Unity arranca el “Centro de software de Ubuntu” y busca e instala gnome-shell.

 

Después reinicia y en la ventana de entrada, en la rueda dentada elije Gnome. A partir de ahí te dejará Gnome por defecto.

 

Si has actualizado de una versión anterior de Ubuntu, descubrirás con horror que que cualquier panel que tuvieras configurado ha desaparecido, esto es porque ahora es Gnome3 y los paneles anteriores no son compatibles.

 

Cuando, obviamente, vayas a configurar los paneles a tu gusto te encontrarás seguramente con otro problema, al pulsar con el botón derecho no se puede modificar nada. De nuevo tiene que ver con el cambio a Gnome3, ya que ahora para mover, añadir o configurar elementos a los paneles tienes que mantener pulsada la tecla Alt y pulsar el botón derecho del ratón.

 

ACTUALIZACIÓN: Parece que Gnome deja de soportar gnome-shell, así que para los que quieran seguir usando el antiguo formato de gnome 2, lo mejor es usar Mint Linux con Mate, un fork de Gnome 2. También es posible usarlo con Cinnamon (un fork de Gnome-shell mantenido por Mint), KDE e incluso con Xfce, que es perfecto para netbooks y ordenadores muy antiguos.

 

Mint Linux está basado en Ubuntu y es ya la segunda distribución más usada de Linux, tras Ubuntu. Mint es en esencia un Ubuntu aligerado con la interface que quieren muchos de los que llevan años usando Gnome, es decir, Mate o Cinnamon.

 

Gnome 3 y Unity me parecen enfocados a usuarios tipo Mac y personalmente no me gusta, prefiero el entorno de ventanas con el que me siento cómodo. Es posible que termine cambiando algún día a gnome3 porque mejora deprisa, pero el éxito de Mint Linux creo que se basa precisamente en que todos los que preferimos el viejo Gnome2 nos hemos buscado una alternativa, ante la imposibilidad de seguir usando Ubuntu.

 

Obligar a los usuarios a aprender una nueva interface supone una pérdida de tiempo inaceptable, por no hablar de que Gnome3 no es aun un producto completo y Unity es una interface para usuarios inexpertos que pretende ser una alternativa barata a Mac, tal y como declaró Mark Shuttleworth en su día. Ninguna de estas dos soluciones son aceptables para mi, pero no soy el único…

http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Controversia_sobre_GNOME_3

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.